¿Dónde comer locro en Buenos Aires como un argentino?

Dónde comer Locro en Buenos Aires

Milángela Balza | 07 julio, 2019

Argentina es uno de los países que celebra sus fechas patrias con sus platos típicos sobre la mesa. Uno de ellos es el locro. ¿Lo has comido alguna vez? Si eres argentino o vives en el país, seguro que ¡sí! Y si todavía no sabes qué es pero justo estás de viaje por acá, ¡llegaste en buen momento! Te voy a contar dónde comer locro en Buenos Aires bueno y como un local para que no te timen.

¿Por qué el locro es un plato típico de Argentina que se come en fechas puntuales?

La verdad es que en algunas provincias y restaurantes se sirve durante todo el año pero, por lo general, el 25 de mayo es cuando esta especie de guiso a base de maíz, papa, zapallo, frijoles y carnes hace su entrada inaugural. La fecha no coincide solo con la Revolución de Mayo (1810) cuando comenzó el proceso de independencia de Argentina, sino que a finales de ese mes se empieza a sentir el frío de la transición entre las estaciones de otoño a invierno en Argentina.

Este plato es ideal para potencial el cuerpo de calorías y darle calorcito durante el frío. Luego, las otras fechas características para comerlo son el 20 de junio, Día de la Bandera, y el 9 de julio que es el Día de la Proclamación de la Independencia (1816).

Así que si estás en la ciudad el próximo martes 9 de julio, aquí te dejo estos tres lugares en los que puedes comer locro en Buenos Aires. Un manjar que se consume en la Cordillera de los Andes, desde Argentina y norte de Chile hasta el suroccidente de Colombia.

Restaurante que preparan locro en Buenos Aires

También es típico comer locro en Buenos Aires el 1 de Mayo, Día del Trabajador, por ser un plato popular. | Cortesía: Milángela Balza

¿Dónde comer locro en Buenos Aires?

Mira estos tres restaurantes en los que he estado. Me di a la tarea de visitar uno por uno (cero publicidad) para cerciorarme que realmente tenían el “mejor locro de Buenos Aires” y ¡sí! estaban muy deliciosos y bien caseros.

Ña Serapia

Este local, con apenas tres filas de mesitas para dos personas, tiene 56 años instalado en el barrio de Palermo en plena avenida General Las Heras, al frente del parque del mismo nombre. Héctor Yépez puede ser uno de los tres socios que te reciba con la tranquilidad que caracteriza a los que no son de las grandes urbes. Viene del pueblo Tartagal, en la provincia de Salta (al norte del país) y desde que llegó a la “Ciudad de la Furia” hace 46 años ha preparado locro en su local.

Le coloca tripa gorda, panceta (tocineta), chorizo colorado, carne (roast beef), pata de vaca, un poco de cuero de chancho (cerdo) para que no quede muy grasoso, cebolla, maíz y porotos (frijoles). Todo lo pica “chiquitito” y lo sirve en una cazuela de barro para que conserve su calor.

Además de locro, hacen otros platos regionales como lentejas, mondongo, empanadas y tamales salteños (harina de maíz y relleno de carne en el medio).

En Ña Serapia, al igual que en Tartagal (el pueblito de donde es Héctor), el locro se prepara todo el año.

  • Dirección: Avenida Las Heras 3357.
  • Horario: De lunes a sábado de 11:00h a medianoche., domingos de 12:00h a 16:00h y de 20:00h a medianoche.
  • Precio: 230 pesos (unos 4.90€)

La Morada

Calidez de hogar y bar porteño. Es decir, característico de la ciudad de Buenos Aires. Entre carteles publicitarios que tienen como 70 años, botellones clásicos de vidrio y artículos de colección propios de la vida del argentino (como sobres de las figuritas o barajitas de los álbumes de fútbol), se decora el lugar en sus dos sedes: una en Microcentro y otra en Recoleta.

Restaurante La Morada

Carteles en La Morada | Cortesía: lamorada.com.ar

Carlos Bernal es el cocinero y uno de los tres dueños, tiene más de 40 años preparando locro. Es del pueblo de Puerto Rico en la provincia de Misiones y allí aprendió los secretos para hacer este plato típico de Argentina “no para comerlo por gusto, sino por necesidad”. Así lo cuenta José Luis González, otro de los dueños del local que asegura que Carlos es “la cabeza de todo”.

José Luis creció en la Capital y no tuvo la tradición de preparar el locro con su familia porque, como bien me contó, la urbe a veces no permite tener los mismos tiempos de alguien que vive en una provincia, en el interior o en el campo. Pero así y todo él conoce muy bien el paso a paso que aplica Carlos al momento de prepararlo:

  • Hierve el agua con los condimentos necesarios.
  • Agrega zapallo plomo para que el plato quede cremoso.
  • Después la carne (cuyo corte dependerá de la capacidad económica de cada quien, pero acota que una capa de asado queda muy bien)
  • Agrega el maíz, la panceta, las patas de chancho y finalmente los porotos.
  • Los platos de su menú también son regionales. Además de locro, hacen empanadas con 12 distintos sabores, pasteles de papa y carne, pasteles de calabaza y carne, y guiso de lentejas.

A diferencia de Ña Serapia, ellos ofrecen locro de abril a octubre: temporada donde hace más frío, pero también lo sirven en una cazuela de barro para conservar su calor.

  • Dirección (local 1): Hipólito Yrigoyen 778, Microcentro.
  • Horario: De lunes a viernes de 10:00h a 16:00h.
  • Dirección (local 2): Larrea 1336, Recoleta.
  • Horario: De lunes a sábado de 11:00h a 15:00h, y de 19:00h a medianoche. Domingos de 19:00h a medianoche.
  • Precio: 230 pesos (unos 4.90€)

Raíces

Un almacén restaurado de 1912 es la sede de este restaurante ubicado en el barrio Saavedra. Sus más de 100 años de historia se perciben en los adornos de las cacerolas de aluminio quemadas en su base, las flores pinceladas con detalles en las tazas de té y el teléfono con los números en una rueda. Lucas Ferrer vive en la provincia de Buenos Aires, en el cono urbano, y es cocinero desde hace 15 años.

Cuando era chico, miraba cómo se preparaba el locro, pero su tarea era probarlo. Aprendió a hacerlo en las cocinas donde ha trabajado y específicamente en Raíces. La receta es de la dueña y chef de este restaurante, Fernanda Tabares.

Aquí el locro comienza con una base de verduras de cebolla, puerro, ajo. Luego se agrega las carnes (cerdo, carne de res, panceta y chorizo colorado). Según me comentaron, cocinan bien la carne y los vegetales para poder liberar todos sus sabores. Finalmente, agregan los frijoles negros, blancos y rojos que tenían previamente en remojo. Seguido del maíz blanco y el zapallo o la papa que es lo que hace que el locro sea espeso.

Mejores restaurantes para comer locro en Buenos Aires

El locro tiene orígenes prehispánicos y preincaicos | Cortesía: Milángela Balza

Además de los platos regionales, en Raíces también se puede comer milanesas, pizzas y pastas. El locro solo lo ofrecen en los meses de más frío pero, al igual que los otros dos restaurantes, la cazuela de barro también es la “bandeja de plata” de este guiso.

  • Dirección: Crisólogo Larralde 3999, Saavedra.
  • Horario: De lunes a sábados de 9:00h a medianoche, y domingos hasta las 16:00h.
  • Precio: 400 pesos (unos 8.50€)

¡Que aproveches tu viaje gastronómico! Comer locro en Buenos Aires es una experiencia culinaria que tienes que vivir y más si estás un 9 de julio en la ciudad. Pásate luego por este post y dime ¿qué tal tu experiencia? Me gustaría leer tus comentarios para saber si te gustó tanto como a mí.

Información de interés

🛏️ Reserva alojamiento con Airbnb y consigue 25€ de descuento: https://bit.ly/2Eko0KN

✈️ Consigue vuelos baratos a Buenos Aires desde Madrid: https://bit.ly/2JgvZty

👣 Actividades  y excursiones en Buenos Aires: https://bit.ly/2XvE1mm

⛑️ Seguro de viaje: https://bit.ly/2YvfC2a

 

Milángela Balza

Periodista narrativa, amante de iniciar relatos a partir de conversaciones que escucha o escenas que observa en cualquier lugar. Venezolana que, en su país natal, trabajó como reportera y redactora en medios impresos y digitales. En Nicaragua comenzó a descubrir que su sala de redacción puede ser ambulante y que, ahora, en Argentina, emprende con su pasión para escribir historias que conecten con otros.