Un día de Food Trucks en Madrid

Diana Rodríguez | 04 marzo, 2016

Algunos datos para que planifiques un día de Food Trucks en Madrid. Anímate a comer en la calle y crea tu propia guía de dónde comer en Madrid.

Los food trucks se han convertido en “tendencias culinarias sobre ruedas”, como algunos los denominan. Se caracterizan por ofrecer rapidez, sabor y buenos precios con un menú trendy que atrae miradas y a millones de turistas en cualquier lugar del mundo.

Esta onda underground te regala esa sensación de estar en un sitio pero, a la vez, no pertenecer a ninguno. Muy parecido al estilo itinerante de los viajeros que hemos decidido involucrarnos en esta vida de trotamundos. En Londres aluciné con los camiones de comida rápida, porque en varias ocasiones me sorprendieron en lugares inhóspitos a donde los dueños llevaban luego de conducir durante horas, aparcaban, armaban el tarantín y listo. ¡Ya tienes un lugar para comer!

En España también está creciendo esta idea alternativa y de emprendimiento. Funciona algo diferente a otros países debido a las normativas del Estado que no permite que este tipo de establecimientos sobre ruedas pueda aparcarse en cualquier calle. Los food trucks españoles, por lo general, están en sitios puntuales o exposiciones poco convencionales y más callejeras.

Si deseen pasar un día diferente, rodeado de platos y cultura, les recomiendo que preparen su propia guía al gusto. Food Truck Ya es una página web que sugiero por ser una ventanilla única que ayuda a los amantes del street food a encontrar los camiones más originales en toda España. Gracias a este equipo activo hallé la primera Expo Food Trucks en Madrid. Más de 15 camiones con una variedad de alimentos para todas las edades. Desde papas arrugadas con mojo picón canario hasta cachopos con sidra asturiana.

I Expo Food Trucks en Madrid

Es una movida de calle que se realiza a la altura de Nuevos Ministerios, cerca de la estación de Metro, y reúne a excelentes cocineros españoles e internacionales. Fue difícil para mí escoger “el favorito”, así que me limitaré a comentarles un poco sobre los food trucks originales y divertidos que encontré durante mi ruta.

Mi primera parada fue en Tierra Mexicana. El cocinero no es nativo de este país, pero, que esto no los confunda. Residió en México durante muchos años lo que garantiza el suculento y fuerte sabor de sus platos, homenajeando a esta gastronomía que fue reconocida por la Unesco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Food. Tacos, chile con carne, fajitas de pollo, auténtico guacamole casero, burritos, totopos caseros (nachos), salsas caseras verde mexicana, de chipotle y más.

Truck. El mini motorhome está decorado con diferentes matices y los colores típicos de la tierra azteca. Además, incentiva la lectura con una propuesta creativa: “Cambia aquí tus libros”, un original cambalache que te invita a que tomes un libro de la cesta a cambio de uno tuyo.

 

Luego de un par de minutos, continúe mi rumbo. Era turno de probar algo más salvaje y fresco así que Irrintzi Food fue el escogido para probar el salmón y bacalao con pura sazón vasca.

Food. Taco de Bacalao (con beicon, hojaldre y salsa de pimientos del piquillo), Bacalao a la parrilla marinada y guarnición de temporada, burritos de salmón (acompañados de torta de harina, cebolla, pimiento y crema de guisantes).

Truck. La caravana está rotulada con imágenes alusivas a la pesca tradicional de la friolenta y oceánica Alaska. El equipo de servicio de Irrintzi Food cautiva a sus clientes con su “catering & degustación” de productos.

 

 

Comida, comida… ¡Pausa! Momento de un rico postre. Mis pies estacionaron justo en La Pirulina-Food & Truck donde perdí la razón con tanta cantidad de azúcar propia de los crepes y cupcakes.

Dessert. Pastelería creativa americana, “Big Dog” negritos rellenos (especialidad de la casa) y las magdalenas con crema catalana.

Truck. Un camión vintage que resalta la moda de los años 60 de Estados Unidos, predomina el rosa y el azul. Tienen una exhibición para los más pequeños de la casa quienes participan en las creaciones de algunos divertidos cupcakes.

 

Cuando ya me disponía a decir “no más…” tres divertidos asturianos animaron mi apetito nuevamente. No me pude resistir a los cachopos de LaTatina con su divertida tradición del “culín” de sidra.

Food. Fabadas, cachopo de ibérico y queso de vidiago, cachopo de foie y setas, cachopo vegetal (con berenjena, pimiento asado y queso), patatinas, ensalada y salsas (brava, boletus y cabrales).

Truck. Un camión francés minimalista que resalta con un negro mate y las puntuales decoraciones campestres. Con un marcado acento asturiano, los anfitriones te enseñan la tradición de “¡Toma un culín, paisano!” Es como beber sidra en la mismísima Asturias. Botella, vaso, beber, tirar el “posu” y pasarle el vaso (por la derecha, no te confundas) al paisano para que siga la ronda.

Recorrer food trucks es un excelente plan para todos los gustos y sin límites de edades, sino que lo diga mi tío.

Otro más que se anima a las aventuras. [My partner in crime]

Otro más que se anima a las aventuras. [My partner in crime]

Diana Rodríguez

Comunicadora social y periodista por oficio. Sueña, habla y escribe sobre viajes. Su gran viaje comenzó cuando decidió dejar su vida de confort y aterrizar en Europa con un billete solo de ida y con 20$ en la mochila. Ha trabajado en medios internacionales como La Mega, la emisora juvenil del circuito radial venezolano Unión Radio. Muchas de sus historias viajeras se leen en Reino Unido a través de El Ibérico, primer periódico español en Londres. Produce eventos, contenido de turismo y cultura.