Viaje y música: dos pasiones en una misma aventura –Entrevista a Fabiana Sans

Diana Rodríguez | 30 mayo, 2016

Entrevista a una viajera empedernida que salió de Venezuela para comerse a Madrid y más. También consiguen la segunda edición de #RutaMochilera radio.

A veces las difíciles situaciones de un país te llevan a arriesgarte más rápido y creer en tu aventura desde el primer momento. Sin pensar en tantos “cómo”. Apostándole a tus sueños. Desafiando tus miedos. Para bien o para mal, lo que algo parece complejo en un lugar lo terminas descifrando en otro totalmente diferente.

La dicha de esos retos y frustraciones (por momentos) te llevan a reencontrarte con tu gente y darte cuenta que los años pasan pero la amistad no envejece. Si no que lo diga Fabiana Sans, venezolana por nacimiento y vasca por raíces. Soñadora incansable, musicóloga y pata caliente por elección.

Fabiana fue la encargada de presentarme La Taberna La Concha que está en el barrio La Latina. Un local ideal para pasar un rato en Madrid Centro con la buena compañía de unos vinitos y unas cuantas tapas.

Entre cañas (controladas) y recordando los nueves países que marca en su bitácora, mi querida amiga Fabiana nos acompañó en las capsulas viajeras de #RutaMochilera.

¿Por qué La Concha para comenzar esta entrevista?

F: Porque fue uno de los primeros lugares que visité cuando llegué a Madrid. La primera vez que vine a Madrid fue a estudiar, a completar mis estudios de música. Algunos amigos músicos me llevaron a varios sitios y entre ellos éste. Por las noches es genial. Realmente tienen que venir un domingo para que vean cómo es, la alegría de la gente, hasta puedes terminar en la calle cantando y dando palmadas.

Pero, este lugar lo recomiendo porque no es como esos sitios súper escandalosos y las personas que lo frecuentan son muy abiertas. Personas con las que puedes conversar en un momento determinado sin conocerlas. Hablas un rato y ya está, cada quien para su casa y te llevas experiencias, opiniones diferentes, anécdotas… Nos damos la vuelta y cada quien para su casa.

Además en La Concha sirven un Vermut delicioso de reus, aunque ahora nos estamos tomando otra cosa. Por el horario (risas)

Llevas en tu mochila dos pasiones: los viajes y la música, que sirven para borrar fronteras. ¿Cuál ha sido esa frontera o estereotipo que has borrado?

F: El estereotipo humano, el social. Ese que algunas veces nos señala por estar en determinado o cierto estatus, o en determinado o cierto sitio de vida ¿no? Lo primero es eso, quitarnos todos los condicionamientos que hallamos o percibimos en algunos sitios, borrarlos y hacer cuenta nueva. Hay muchísima gente en el mundo que te puede enseñar cosas que tú ni pensabas que querías aprender. Básicamente el aprendizaje es un feedback, tú no estás buscándolo eternamente sino que llega a ti. En el momento que llega, lo tienes que recibir de la mejor manera pero lo primero es quitarte todos los estereotipos generales que pueda contener ello.

Fabiana Sans en Portugal

Fabiana Sans en Portugal

En este momento, ¿cuál es el mayor viaje de tu vida que podrías decir “no quiero que se acaba aún”?

F: Este viaje que estoy teniendo aquí en Madrid, sinceramente. He tenido la oportunidad de vivir en otros sitios durante un tiempo prolongado, por ejemplo, estuve en México o Australia. Países increíbles, pero, una de las cosas que más extrañé fue Madrid. Todo lo que se mueve aquí, todo lo que yo he obtenido aquí personalmente no quiero que se acabe –en la actualidad ojo, no digo que dentro de diez años no lo cambie. Además que me considero un alma totalmente viajera y quizás dentro de unos años termine estando en otro lugar. Pero si me preguntas ahora, te diré que Madrid.

Además en estos últimos años he tenido un viaje muy interno conmigo misma, muy sensorial y lleno de otras cosas. Algo que agradezco porque me llena y me hace encontrarme.

Dicen que a la vida hay que ponerle música, ¿cómo suena esa vida aventurera de Fabiana Sans?

F: (risas) Si lo digo por lo que busco (risas) Realmente cuando viajo siempre llevo mi iPod que me acompaña muy bien. Me acompaña la música muy de fiesta. Salsa, Merengue o hasta el mismo Reggaeton si es necesario. Vamos que me termino durmiendo con todo eso y ¡me duermo! Luego cuando llego a los sitios intento buscar  los barrios o lugares donde se haga música porque sí. Donde suenen cosas, donde los sonidos, ya sean de los niños cantando una canción lugareña o de alguna persona que me está interpretando en la calle alguna cosilla con una flauta o con una tiorba, me dejen algo. Indagar un poco sobre esto. Así que la música realmente puede ser cualquiera con tal que la disfrutes exactamente en tu momento.

Fabiana Sans en Francia

Fabiana Sans en Francia

Fue la suma de muchas cosas que me permitieron romper las barreras y me fui dando cuenta de cómo iba creciendo

Vamos a jugar un momento. Piensa en un destino de los que hayas visitado… ¿Lo tienes? Ahora, descríbete según ese destino.

F: ¿En qué sentido me describo? (risas)

En el que tú quieras. ¡Eres libre!

F: Madurez, relajación y dentro de todo una pasividad, pasividad de vida ¿no?, creo que fue lo que me dejó Melbourne, específicamente Mornington. Yo llegué a vivir allí, en el sitio prácticamente más lejano de toda Australia. Donde estaba dejada ahí por, no sé, porque el mundo me llevó allí. Creo que me llevó para darme cuenta en cómo tenía yo que modificar mi vida en general. Fue un sitio donde al principio me sentí completamente sola, cosa que no me había pasado cuando me fui a Perú, por ejemplo. El idioma era muy difícil, la gente me aceptaba muy bien pero, claro, yo no sabía cómo expresarme con ellos. Siempre era toda muy extraño.

Fue la suma de muchas cosas que me permitieron romper las barreras y me fui dando cuenta de cómo iba creciendo. Todo esto de una manera muy pasiva y muy tranquila. Cosa que nunca me había sucedido antes en mi vida, porque siempre soy así muy funfun-fun (risas) ¡muy correcaminos!

Cortesía Fabiana Sans

Cortesía Fabiana Sans

Faby, ¿cuántas cañas ya llevamos? ¡No lo digas, por favor! Vamos a dejarlo a la imaginación. Pero, ya que te escucho entonando, aprovecha para cerrar esta entrevista con la #DeclaraciónViajera.

F: (risas) Yo, Fabiana, recorreré fronteras sin parar buscando el sonido de los pájaros, el del mar –en calma- Perteneciendo a todo y a nada, porque el sentido del nacer está en crecer y si crecemos vivimos… Y no morimos.

 

Pueden escuchar las risas de Fabiana Sans en la segunda edición de #RutaMochilera radio. Les dejo el audio.

Diana Rodríguez

Comunicadora social y periodista por oficio. Sueña, habla y escribe sobre viajes. Su gran viaje comenzó cuando decidió dejar su vida de confort y aterrizar en Europa con un billete solo de ida y con 20$ en la mochila. Ha trabajado en medios internacionales como La Mega, la emisora juvenil del circuito radial venezolano Unión Radio. Muchas de sus historias viajeras se leen en Reino Unido a través de El Ibérico, primer periódico español en Londres. Produce eventos, contenido de turismo y cultura.